Los casos de litigio relacionados con los consumidores pueden resolverse sin recurrir a los tribunales mediante la mediación, la conciliación y el arbitraje.

De conformidad con la Ley nº 144/2015, de 8 de septiembre, que transpone la Directiva 2013/11/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, el marco jurídico ahora incluye mecanismos de resolución extrajudicial, a saber, la creación de la Red de Arbitraje de Consumo y la obligación de las empresas de informar a los consumidores sobre estas entidades RAL (Resolución Alternativa de Litigios de Consumo).

Las RAL son entidades independientes que permiten la resolución de litigios entre proveedores de bienes y servicios y consumidores. Las empresas podrán aceptar esta vía para la resolución de litigios. Sin embargo, no es vinculante y los casos de litigio podrán seguir los procedimientos legales normales y ser resueltos en los tribunales.

Según la Dirección General de Consumidores, Portugal cuenta con diez Centros de Arbitraje de Conflictos de Consumo, siete de los cuales poseen competencias genéricas y jurisdicción regional (Lisboa, Oporto, Coimbra, Guimarães, Braga/Viana do Castelo, Algarve y Madeira) y uno con competencias genéricas y jurisdicción nacional (suplementario). Los otros dos centros poseen competencias específicas, a saber, automoción y seguros.





Su mensaje se está enviando.

loader

Por favor, espere.

Éxito!

email ok

Su mensaje ha sido enviado con éxito. Intentaremos responder lo antes posible.

¡Vaya!

email error

No ha sido posible enviar su mensaje. Por favor, inténtelo de nuevo.